Cómo garantizar la hidratación adecuada en jugadores de futbol infantil

Los jugadores de futbol infantil deben estar bien hidratados para mejorar su rendimiento y evitar lesiones en el campo. Aunque el agua es la opción más popular para la hidratación, no es suficiente para satisfacer las necesidades de los pequeños deportistas. En este blog, te brindaremos algunos consejos útiles para asegurarte de que tus hijos o tus jugadores estén adecuadamente hidratados durante los entrenamientos y partidos de futbol.

Planifica tu hidratación.

Incluso antes de que los jugadores lleguen al campo, es importante que beban suficiente agua. Anima a tus jugadores a beber agua regularmente durante el día antes de los partidos. Asegúrate de que beban una cantidad adecuada de líquido durante las comidas y también antes del entrenamiento. La regla general es beber un vaso de agua una hora antes del partido o entrenamiento.

Ofrece bebidas deportivas.

Dales a tus jugadores bebidas deportivas en lugar de agua simple durante los descansos y entrenamientos. La razón es que las bebidas deportivas contienen electrolitos necesarios para el cuerpo que se pierden con el sudor. Además de los electrolitos, estas bebidas contienen más carbohidratos que ayudan a los músculos a recuperarse y a reponer la energía.

Controla la cantidad de bebida.

En el futbol infantil, es común ver a algunos jugadores beber demasiado líquido antes del partido. Esto no solo les molesta en el campo, sino que también puede provocar problemas de salud. Es importante controlar la cantidad de líquido que bebe cada jugador. La mayoría de los niños entre 7-12 años necesitan beber aproximadamente 5-9 oz cada 20 minutos durante los entrenamientos.

Añade frutas y verduras.

La hidratación no se trata solo de beber agua y bebidas deportivas. Las frutas y verduras también son una fuente importante de líquidos. Para un desayuno antes del juego, ofrézcales jugos naturales o batidos. En el almuerzo y la cena, incluye ensaladas y frutas como la sandía y el melón, que contienen mucha agua.

Escucha a tu cuerpo.

Cada jugador es diferente. Mientras algunos pueden necesitar beber más durante el entrenamiento, otros pueden necesitar menos. Escucha a tu cuerpo. Los jugadores deben estar atentos a la sensación de sed: si sientes sed, necesitas más líquido.

Conclusion:

La hidratación adecuada es esencial para el rendimiento y la salud de los jugadores de futbol infantil. Para garantizar una hidratación adecuada, es importante planificar la ingesta de líquidos, ofrecer bebidas deportivas en lugar de agua, controlar la cantidad de líquido que beben, incluir frutas y verduras en su dieta y escuchar al cuerpo. Cuando se trata de hidratación deportiva, los niños no son adultos pequeños y la hidratación debe ser tratada con mucho cuidado. Siguiendo estos consejos, se puede garantizar una hidratación adecuada para que los jugadores de futbol infantil puedan rendir al máximo en el campo de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *